Fundació ABD Acció, Benestar i Desenvolupament

http://fundacion.abd-ong.org

És una organització d’iniciativa social sense ànim de lucre que treballa per al desenvolupament de projectes i accions orientades a promoure i millorar la qualitat de vida i el benestar de la ciutadania i, especialment, d’aquells col·lectius que es troben en situació de vulnerabilitat o en risc d’exclusió social.

ABD Asociación Bienestar y Desarrollo

http://abd-ong.org

És una organització d’iniciativa social sense ànim de lucre que treballa per al desenvolupament de projectes i accions orientades a promoure i millorar la qualitat de vida i el benestar de la ciutadania i, especialment, d’aquells col·lectius que es troben en situació de vulnerabilitat o en risc d’exclusió social.
És una associació que realitza projectes educatius, divulgatius, informatius i d’investigació sobre cultura energètica des de l’any 1992. El nostre àmbit prioritari d’estudi són aquells temes vinculats a la interacció entre l’energia i la societat. La finalitat de la nostra acció és oferir a la població tota aquella informació necessària pel bon ús de l’energia, el foment de l’estalvi energètic i l’ús de les renovables, conscienciant, alhora, sobre els beneficis que reporta en el medi ambient.

Una experiencia en el Punto de Información de Ciudad Meridiana (Parte 1)

//Una experiencia en el Punto de Información de Ciudad Meridiana (Parte 1)

20160609-Ciudad Meridiana

Viví esta experiencia con un superequipo: Clara y el Ángel, voluntarios de ABD, i la Marta, d'Ecoserveis. Había hecho algunos talleres de facturas antes, pero este era mi primer Punto de Información. me permitiréis, pues, que lo explique con algo más de vehemencia de la que es habitual en mí.

Ya estamos a la Asociación de Vecinos de Ciutat Meridiana, poco antes de las seis. Nos espera un chico, el Víctor. Lleva una factura de la electricidad de más de 140 euros. "Visc sol, antes aún porque también estaba mi hermana. Salgo de casa temprano y no vuelvo hasta la hora de cenar. No puedo gastar tanto ".

Le revisamos la factura: la penalización por haberle devuelto el servicio de electricidad justifica una parte del importe de aquella factura. La otra parte es un poco más misteriosa: Víctor no cocina con electricidad, dice que mira "un rato" la tele antes de acostarse y este invierno no ha puesto la calefacción. eso sí, su sistema para calentar la casa es una estufa de resistencia: l'antieficiència. Esto le advertimos.

La potencia contratada es correcta. ya, en mi inexperiencia, doy por hecho que le están robando la luz, que le han pinchado. Marta me hace pensar un poco más y pregunta a Víctor como calienta el agua para lavarse. "Tengo un termo". aquí está: un termo probablemente demasiado grande para sus necesidades, que gasta tot el dia. Y que supone un consumo y un gasto muy importantes. I por tant, que hace subir el importe de la factura. Un termo al que conviene también bajarle la temperatura del termostato. También le ayudará a ahorrar energía y dinero.

La primera recomendación que le hacemos es acogerse al bono social y pedir la tarifa de Discriminación Horaria. Sus hábitos de consumo de electricidad le serán muy beneficiosos.

Y amigos, ahora comienza la Superaventura.

Víctor tiene un contrato con una empresa comercializadora que NO contempla el abono social. Hay que cambiar a una de las cinco que sí lo hacen y por eso, cebador, debe ver si su contrato tiene ningún tipo de permanencia. Así nos damos cuenta también que le han endosado un seguro de unos cinco euros mensuales, si no recuerdo mal. Poco a poco se llena el fregadero.

Primer obstáculo que Víctor resuelve con relativa rapidez y solo: asegurarse de que su contrato no tiene permanencia. Al menos a mí, me anima tanto este primer paso que me inunda la euforia y pienso que a partir de ahora, lo demás será pan comido.

Innocent de mí.

Víctor llama para hacer el cambio de empresa y aquí empieza el "le paso", "Le pongo musiquita", "Aquí no es" y finalmente, le cuelgan el teléfono. El equipo de apoyo comienza también a hacer llamadas, primer una, luego el otro, luego otra, conseguimos hablar con un interlocutor humano pero también hay repentinas interrupciones de la comunicación o esperas incomprensibles. Ni Marta ni yo conseguimos nuestro objetivo ( yo lo admito: me rendí rápidamente)

finalmente, l’Àngel, en una demostración de paciencia y sabiduría infinitas, consigue hacer el cambio de compañía.

Nos vamos de allí esperanzados. Durante un breve rato asistimos a la asamblea de vecinos que se estaba haciendo en una sala contigua a la nuestra y en que la "solución" a los desahucios era el principal tema de discusión. personalmente, estos cinco minutos de entrar en el mundo real me llenan de desesperación. A medida que subimos hacia la estación de tren del Ángel va dando vueltas: "Si somos más, si subimos más a menudo, ayudaremos a más gente. Tengo la sensación de que cuanto más nos conozcan, Además hay confiarán ". Y decidimos impulsar un grupo numeroso de gente que pueda venir una vez a la semana.

 

Animaros!

2017-07-21T13:14:13+00:00 17 julio 2014|Categorías: Experiències|Etiquetas: |